lunes, 19 de octubre de 2009

Madrid, el pueblo.


Me encantan las zonas de Madrid, en las que te sientes en el campo, a las afueras de un pueblo. Sin calles asfaltadas, semáforos, tiendas. Solo hay bichitos, ruido de agua, latas oxidadas... granito, musgo.